relojes web gratis

Translate

  • CARTAS DEL ANGEL

    Correspondencia personal.Respuesta a conflictos, de la Vida Real...

  • HISTORIAS CONTADAS

    Sucesos que marcaron una vida. Cronicas, Anecdotas, Interpretacion de Sueños.

  • AMBITO LABORAL

    BUSCAS EMPLEO ? Consejos a tener en cuenta. LINKS en los que puedes navegar.

  • DESCUBRA SU ESENCIA

    TES de Razonamiento Lógico para que cada quien descubra su Verdadero YO .

  • AMOR Y SEXO

    El SEXO al igual que el AMOR, deja sensaciones que marcan la espiritualidad.

Tu PROPOSITO debe armonizar con algo verdadero para que puedas crear pensamientos realmente eficaces y organice ideas audaces.
Quieres saber cuales son las IDEAS AUDACES? Entonces cliquea AQUI

CUENTOS DE MISTERIOS (II)


“El pajaro blanco de la noche”

(Anonado observa una brecha en el camino tajado como un hachazo. Retrocede, pero el grito de espanto hace que mire al frente con ojos de demente…)

 I

Era el día de un mes largo en aquel año.
La hermosa muchacha vestida de azul con jeans y pulóver de mangas cortas atravesaba una vez mas la ruta obligada hacia la puerta de la oficina de aquel hombre pequeño de grandes ideas que era su jefe o bien ... hombre grande de estatura pequeña !pero! con ideas brillantes para dar vida a proyectos " irrealizables " - según concepto del director institucional .
Suerte, que en el reducido ámbito del creador, el vuelo de pequeños destellos bastaban para encender la chispa de media docena de tontos, que embullidos en la mar del optimismo no excluían la posibilidad de hacer palpable lo imposible o de materializar lo virtual.
_ Adelante.
Suavemente, la puerta de la oficina del jefe de programación cedió y en el umbral, los grandes ojos de su guionista preferida le miraban en armonía perfecta con el recuadro.
La contempló, como se contempla una obra de arte cuando se quiere absorber en un instante la intensión del autor. Se dibujó en sus labios una sonrisa de indulgencia.
Ella lo notó y devorando con pasos alados el breve espacio que la separaban de la mesa - escritorio, colocó radiante y con gesto natural una paca de hojas blancas manuscritas, al mismo tiempo que su voz velada por un ligero temblor traicionaba su aparente calma.
_ Muchos le han visto al menos una vez - tomó aire en su improvisada pausa - pero casi todo el mundo evita pasar por allí a esa hora.
El hombre de la camisa a cuadros sentado detrás del buró se encorva sobre el papel.
_ Y ya investigaste la historia... - musita a modo de comentario.
La joven le ve tomar la primera hoja ... en silencio le observa. Ella le conoce bien.
_ Lee el guión, si te gusta ... lo hacemos? - preguntó curiosa .
El hombre sonrió.
_ Bueno , ya veremos.
Había siempre algo de esperanza en aquellos ojos varoniles de mirada sensual y picaresca
_ Para cuando ? – Insistió .
Y su rostro casi angelical, de una inocencia fingida se inclina hacia el sin provocarle. ¿Que poder ejerce esta chiquilla?
Es precisamente lo que le desconcierta. Acaso concebir una idea ingeniosa y desarrollarla con magistral soltura …? Se sentía sosyugado sin explicarse la causa.
_ Déjame salir primero del que estamos grabando.
La muchacha vestida de azul se incorpora un tanto.
_ Esta bien , pero … me darás tu opinión en cuanto puedas ?
El hombre esta consciente de la impaciencia femenina.
_ Mira - el de la camisa a cuadros busca en el almanaque situado en un lateral de la superficie plana de su buró - dame para estudiarlo por lo menos esta semana.
Y esos instantes, que pudieron ser breves, se ven interrumpidos por varios toques muy diferentes a los anteriores, dados en la misma puerta.
_ Adelante – dijo esta vez el con voz seca.
Entra una joven trigueña vestida de blanco y negro, con ademanes peculiares tan suyos, que turban a los presentes. Y la habitacion casi desnuda se torna fría, decadente.
_ ¿Ya le hablaste?
La joven primera señala hacia el guión, que tiene el hombre imparcial sobre su mesa-buró-escritorio.
_ Pero fíjense para este cuento, el casting lo hago yo; porque la dirección artística es mi responsabilidad y no quiero correr desagradables riesgos que mas tarde sopesen …
Y se deja caer sobre el lizo vinil del sofá rojo, bajo las miradas desconcertadas de los que visten en azul y a cuadros.

II
Era una semana de otro mes en el mismo largo y agitado año.
La virginidad del camino empedrado no había dado que hacer hasta el momento de la empinada cuesta. El todo terreno iba a la vanguardia de los tres autos que rompían el silencio casi selvático de la montaña que serviría de locacion general al equipo de realizadores.
Detrás, había quedado la comunidad despavorida ante lo inusitado de la visita: !Llego la televisión! Y los rostros curiosos de los niños contrastaban con las miradas enigmáticas de los campesinos al consultarles la dirección correcta del lugar de la filmacion.
Las manos callosas de piel curtida se extendían y elevaban señalando el paisaje, dispuesto caprichosamente en la mitad de la falda de la loma y este, cual virgen ruborizada en el acto de la iniciación, cubría con un manto de nubes algodonadas su parte más hermosa.
A través de las ventanillas del jeeps en movimiento, se apreciaba el terreno quebradizo de los peñascos que te indican la altura. La diversidad de la vegetación autóctona formaba un manto de color verdoso en todas sus tonalidades, salpicado por las flores multicolores y jaspiado de gris por la intemperie, los penachos de gigantescas palmas reales osaban retar a los intrusos a compararle con otros parajes memorables.
En todo el suelo crecía el sotobosque con exuberancia y proporciones de selva intrincada, lujuriosa, coronada únicamente por el terraplén que le bordeaba. En el otro extremo, a la margen derecha del terreno sinuoso, los helechos crecidos en proporciones inimaginables cubrían majestuosos las regias paredes de rocas negruzcas, como remate a una eminencia en medio de murmullos de exclamaciones admiradas.
Embriagados de tanta belleza, llegan al punto donde las abejas de color leonado se confunden con las mariposas en vuelo como flora arremolinada por el viento. Los árboles crecen en forma de rectángulo, cuyas líneas en hileras, emergen de un mar de hojas secas en contraste con el verdor circundante.
Tal es el lugar escogido por locacion. El campamento será armado en un claro del bosque cercano al tendido eléctrico, testigo permanente de su parcial profanación. En la noche, surgen de entre la espesura miradas de cocuyos fosforescentes, semejando manojos de fulgidas esmeraldas en función única con los montículos de cajas, cables, sacos apiñados y otros utensilios necesarios en la producción.
Aquello supo a comienzo.
Gime la guitarra y las voces desafinadas se escuchan. Por momentos la música se detiene; en el campamento no se ponen de acuerdo.
Rompe nuevamente el sonido de las cuerdas y la botella llora el hilacho de ron sobre uno, dos ,tres vasos que pasando de mano en mano calman las gargantas sedientas del liquido ardiente; otros prefieren la sutileza de un cigarro para exhalar la columna de humo que envuelven a los que acompañan .
Esas son las veladas que constituyen poemas perdidos en la soledad, rincones que el mundo ignora porque se desarrollan en apartadas esferas donde los seres olvidan para encontrar su propio “yo” ardorosamente escondido. Corren las horas y las carcajadas detonan en eco mezclado con un vago sentimiento de emancipación individual.
El joven de la cámara graba alrededor del grupo.
Pasada ya la media noche el numero de personas ha disminuido. Las mujeres son las primeras en retirarse a descansar. El susurro de los hombres se hace confidencial. Alguien protesta por la indiscreta entromicion del lente de la cámara de video, testigo mudo y revelador.
El hombre de la cámara graba al pequeño grupo, es parte del making - off. Graba el extraño sonido del viento que mueve con fuerte resonancia a las ramas, graba un ángulo sombrío, un remolino de hojas secas, graba … la oscuridad y se mueve despacio de un lado a otro, alrededor y a distancia.
Es por eso que no distingue oculto en la noche, aquello que le observa a su vez. No puede ver la aureola que lo envuelve, ni siente el rumor que asemeja el batir suave de las alas contra el viento, ni los pasos cautelosos apenas perceptibles que se acercan, ni el crujido de las hojas secas en su andar, ni su aliento … todo es penumbra y silencio casi sepulcral.
El joven de la cámara aparta con violencia su ojo del visor. Vuelve a mirar buscando en la maleza el bulto blanco que le pareció ver y en la hojarasca, se eleva un remolino que blandamente vuelve a caer en inútil esfuerzo por remontar el vuelo que le precedió.
A la trémula luz de la arbolada el campamento ya esta de pie. La maquillista maquilla a los actores. La rubia productora de andar silencioso y atractivo , organiza el desayuno y bajo la lona de una tienda o casa de campaña, el joven de la cámara junto al jefe-director y el hombre sonido, observan a través de la diminuta pantalla del monitor lo grabado en la víspera.
_ No hay nada mas – asegura el director.
_ Lo imagine – afirma el joven – fue una ilusión óptica.
_ Solo con pensar que estoy en el lugar de los hechos… - gesticula el sonidista – !Uy ! Me dan escalofríos.
_ ! Bah! Yo no creo en esa historia – repela el camarógrafo.
_ Pues mira –porfía el hombre sonido – dicen que aun aparece buscando entre los vivos a su muerto.
_Ojala y así fuera – señala socarrón hacia la profesional cámara de video - quedaría eternamente registrado.
_ Por si las moscas, sugiero que no te burles – indica el director-Vamos a grabar.
Ante el sordo sonido de los que en silencio se ponen de pie, recogen lo que les hace falta para salir al exterior. El hombre-cámara toma las baterías de su equipo de trabajo y ya en el umbral queda quieto unos instantes, para volverse despacio con el !crass! característico del encendido del monitor.
Las orbitas oculares cual pantalla refractaria, reciben la imagen escalofriante en el impregnada: una silueta de escasa nitidez, semejante a la de un gran pájaro blanco se eleva en medio de la tenebrosa oscuridad de la noche moviendo al aire su gruesa capa de espesa neblina.

III
Descendiendo por un camino que es el eje de la montaña, a nueve millas del pueblo en una hermosa yegua cobriza cabalga un joven bien parecido ataviado para sus nupcias. Contempla a su derecha, el peligroso paisaje.
Reverbera la atmósfera y el ruido de los cascos contra la roja tierra languidece con el arrullo de la cascada en su arriesgada peregrinación hacia el rompimiento de las aguas donde asoma el sol.
En el cielo de un gris azulado, el canto de la tórtola agrede al rumor del viento en su impetuoso empeño por doblegar la cortina inexorable de pinos punzantes y rectos. En un recodo , como nacido de no se sabe donde , sobresale el tronco de un frondoso árbol y en su fuste altanera , regalando al caminante su presencia , pende casi al descuido una exótica orquídea de pétalos violáceos.
El joven sonríe pensando en el obsequio del que puede hacer gala a su prometida. Detiene con gesto elegante el galope del animal y descabalga acercándose a la flor para cortarla.
No percibe, que en el extremo contrario del camino donde las paredes negruzcas se alzan como verdaderas murallas, se ha producido una fisura y el pedazo de roca amenazante comienza a desprenderse. Ajena a la tragedia que iba a desencadenar, la inexorable roca se precipita al camino bajo la inocente inmovilidad de su victima.
_ ! Corten ! – Se deja escuchar por el altavoz.
Termina la secuencia.
Los implicados vuelven a respirar con la orden. La maquillista retoca a los actores por si es necesaria una segunda toma. Cada cual conoce su oficio. Como hormigas laboriosas se mueven en función del rango profesional que desempeñan.
_ Vamos a hacer tomas de algunos detalles. – indica el director – Mientras preparen el monitor.
En el set, se cumplen las orientaciones que da el que dirige. Se graban los planos, se revisan las imágenes.
“Queda ”, es la palabra que complace. La asistente de dirección se acerca con el guión, lo ofrece al director quien le da una breve ojeada.
_ Hace falta que el sol no se oculte antes de grabar los planos de la novia llegando y toda la escena de cuando el muere entre sus brazos, aun atrapado bajo la roca.
_ Si no da tiempo – sugiere la asistente – pueden unirse a los de mañana.
_ Búscame en el plan de filmacion las escenas de mañana.
Como autómata hace lo que se le pide. Hojea con rapidez hasta encontrarle y le entrega el plan al director.
_ Bueno … - va revisando – Interiores y exteriores en la Iglesia … el momento de la mala noticia allá en el altar y … toda la locura para no aceptar su muerte !Que va ! – exclama contrariado – Hay que cumplir con lo de hoy. ! Vamos, vamos… !
El equipo de realización se moviliza. Saben por experiencia lo que implica no terminar con lo previsto. Si las cosas se complican puede que al final, se extienda la filmacion algo más de lo programado. El colectivo se esfuerza porque el día llegue a su feliz término y con creces lo logran.
Después de la cena se reúnen frente a la tienda de campaña del director.
Sobre la mesa esta colocado el monitor y alrededor, cada cual esta atento a lo que corre en pantalla espiando un imprevisto desajuste en lo grabado , o algún error que provoque emitir una imagen no creíble o defectuosa.
Ya oscurece, en el campamento la noche transcurre con tranquilidad relativa. Aparentemente no hay contratiempos. Se estudian las próximas secuencias, los actores repasan la letra, la productora precisa los pequeños detalles, los técnicos y especialistas revisan los equipos; en fin se supone, nada debe fallarles. Es por eso que el hombre-cámara anda de un lugar a otro muy preocupado.
_ Tu no subiste el trípode? – pregunta a su joven asistente.
El muchacho, deja a un lado su lectura y le mira algo disociado.
_ Bueno, como todavía no nos íbamos … - trata de memorizar – Lo puse recostado a la piedra grande que da al bosquecito donde nos sentamos.
_ ! Los accesorios son tu responsabilidad! -le reclama molesto- Tienes idea de lo que vas a pagar si se pierden?
El asistente abre los ojos desmesuradamente imaginando una cifra muy lejana a sus posibilidades económicas. El hombre-cámara se marcha en dirección a la tienda de campaña de la guionista preferida donde sabe, se encuentra el director.
- No puedes dar paso del tiempo en el personaje – aclara la guionista- porque ella le sobrevive solo unos meses y muere.
_ Pues en su locura, la tomo con el traje de bodas en el camino, en el bosque, en el pueblo ! O en la China! , de ser preciso.
_ Menos en la China, estoy de acuerdo. – responde sonriente – Según me contaron, todos los días se vestía de novia y salía como a esperarle en los lugares más insospechados. La gente, ya se habían acostumbrado a verle de improviso.
_ Muy bien , ! Ya esta ! – concluye satisfecho tirando la pluma estilográfica sobre sus anotaciones.
_ Interrumpo ?
Desde la lona interior del piso de la casa de campaña donde ambos están sentados, la pareja se vuelve. El hombre de semblante ensombrecido esta de pie interfiriendo la entrada en posición encorvada debido a su desarrollada estatura.
_ El trípode se nos quedo en la locacion.
_ Entonces ve con el chofer a buscarlo – indica el jefe-director.
Asiente con un gesto y sale. Recorre con la mirada el campamento y descubre a uno de ellos haciendo ejercicios al aire libre , entre los árboles que rodean por un lateral el exterior de las casas de campaña dispuestas en semicírculo. Se le acerca.
El hombre-chofer solicito, introduce la mano en el bolsillo del pantalón deportivo y le entrega la llave a su compañero.

IV
La luna, que antes derramaba su argentada lumbre plateada, acababa de ocultarse tras la cumbre de la montaña.
Un relámpago rojizo produjo un espejismo de aurora en el oriente de estrellas, sobre el bosque lúgubre e inmóvil. A la irisada luz de estos reflejos, recorría el hombre-cámara la ruta empedrada.
Con el irregular avance de la camioneta el trípode tendido en el asiento trasero ondulaba de un lado a otro. Las partículas de polvo se impregnaban con rabiosa impaciencia a las ventanillas cerradas y en el silencio de la noche dominaba bullente el sonido del motor.
El hombre escudriñaba de cuando en vez la parte iluminada del sendero. En su frente ceñuda, las jornadas comenzaban a trazar la inevitable huella del cansancio materializado, en el arco grisáceo que rodeaban los ojos marcándole profundidad.
Seria un cuarto de hora después que inicio el regreso al campamento. El panorama comenzó a empañarse de una tenue neblina. Se oía el rumor confuso de graznidos lejanos.
La neblina amenazaba con hacerse más densa. En su inconsciencia, busco similitud : si, la neblina.
Estaba perdiendo visibilidad. Prefirió atenuar la velocidad del auto y continuar con marcial lentitud. En el interior reinaba un silencio casi melancólico y se reprochaba el haber evocado la imagen celosamente callada ; al recordarla , un escalofrío estremeció todo su cuerpo.
El estampido de una descarga le hizo sentir el vértigo de los abismos. De un espasmo respiraba y entre sus crispadas manos, gemía sordamente la rueda del timón.
Conturbado el espíritu ante el insólito momento se sentía amodorrado. Al instante , precedido de un luminar de relámpago se deja escuchar un crepitante estallido.
El hombre frena en seco. Se restriega los ojos. Busca alrededor siguiendo con viva ansiedad y sus miembros palpitantes la causa de todo aquello. Anonado, observa una brecha en el camino tajado como un hachazo. Retrocede, pero el grito de espanto hace que mire al frente con ojos de demente.
Pálido y desencajado, en medio de la extenuación del alma, de un golpe de vista descubre la serenidad de la joven.
Sueltos al viento los profusos pliegues de su blanco vestido, la novia erguía la cabeza de adolescente coronada de rubios rizos. Sus ojos brillaban de manera rara, con intensidad y le miraban irradiando felicidad en un punto que llegaba al éxtasis.
En los aires, columpiándose, se mueve el velo con crujidos de ceda y arremolinándose, el vuelo de suaves crespones se esparcen en torno a la deslumbrante figura.
La aparición avanza apenas imperceptiblemente , como el inicio de un suspiro.
Los labios femeninos tiemblan ligeramente ante la encarnación del deseo sensual: quiere besar la impávida boca del hombre, quien desde el volante del coche no puede articular movimiento alguno y la ve acercarse despacio sin rozar la tierra…
Próxima, los brazos putrefactos y extendidos de la mujer atraviesan el cristal delantero de la cabina como si fuese gelatina.
Aun siente las huesudas y frías manos prendidas a su ya descolorido cuello y en la crujiente soledad del pánico, el rostro aterrado del hombre-cámara refleja como ultimo aliento, la cadavérica sonrisa del místico pájaro blanco de la noche.


     
                         El Cuadro








0 comentarios:

Publicar un comentario

REVISTA DIGITAL

Entradas Populares

 
  • SABIAS QUE...

    * La mayor virtud del que vive, es la fuerza de su pensamiento.
    *Tu esencia es,lo que eres
    en función de lo que haces.
    * Cada día es diferente. Aprende a encontrar la diferencia.
    * Gana MAS quien considera, que la visión va más allá de lo que puedan alcanzar sus pies.
    * Mantenerse en el éxito, es también una forma de trabajo.
    * Tu rutina , es enviar las posibilidades de tu desarrollo a la fase cero.
    Es ver como se disuelve tu esencia, entre las esencias de otros sin darle importancia a lo que eres.
    * No dejes que el círculo personal de las motivaciones se estreche,

    hasta que comiences a sentir tu propio estrangulamiento.

    *Aprecia las puertas que se abren y tambien las que se cierran,solo DIOS
    conoce el Por que'.
    *La vida es contar el tiempo en ACCIONES
    .
    *La verdad absoluta es incierta al final de todo
    .

    *Las personas que desarrollan sus vidas rodeadas de optimismo, resultan más competitivas y entusiastas para las tareas que se le asignan o se asignan ellas mismas.
  • TIEMPO DE CAMBIO

    Cada cierto tiempo en tu vida ocurre un cambio . Mira hacia atrás, fijate cuales han sido los hechos mas importantes y cuantos años transcurrieron . Siempre, el tiempo fue uniforme o repetitivo. Son las etapas, capítulos que abren o cierran en tu vida, pero que invariablemente trajeron nuevas oportunidades . El Ciclo o Estación se determina de una manera muy sencilla:
    PASO 1 : Anote la fecha y hora de su nacimiento:
    Ex: Julio 10 /1976 / 2: 45 am
    Julio:
    5 letras + 1+0+1+9+7+6= 29 (2+9 = 11)
    PASO 2 : Divide el resultado o número mayor entre el número o resultado menor. En este caso :
    Ex: Hora: 2: 45 am 2+ 4 + 5 = 11 (1+1 = 2)
    Operación: 11 (fecha) dividido entre 2 (Hora) =5.5

    El Ciclo Estacional comienza cada cinco años y medio aproximadamente.
    Las horas (am) o (pm) indican el tiempo favorable sobre el que puede generar las mejores ideas y que estas lleguen a mejor término si se trabaja sobre ellas en el rango apropiado a la hora de su nacimiento.
    La vida aplica ciclos que se deben aprovechar al máximo, porque terminado su tiempo, indiscutiblemente comenzaran nuevas etapas que lo lleven a otro Ciclo Estacional.









  • CURIOSIDADES

    En los sueños:
    Volar : Significa que tienes el poder necesario para trazarte nuevas metas. / Tomar mucha agua sed de aprender./Las aves son reflejos de la consciencia./ Un animal domestico dependencia./ Un animal salvaje deseos de libertad./ Un barco a la deriva inseguridades y preocupaciones./ Un ancla obstinamiento./ Un espejo es buen augurio: cambios favorables, reflexion./Un auto cambios en la vida profesional./ Una extensa linea que no define lo que hay detrás. Deseos de exploración en terrenos a los que nunca has ido./ Una encrucijada. Problemas materiales./ Las montañas ascensos y descensos. /El mar expansión./ La playa, lánzate en pos de la empresa o de los objetivos y metas que tienes en mente /El océano precaución./ Si la mar esta’ enfurecida habrá contratiempos, en calma todo ira’ bien.

    ¿Quieres aprender a escribir Dramas? ¿Buscas adiestrarte en las Técnicas del Guión para los medios audiovisuales?
    Entonces, visita mi nuevo blog: "Para Escritores y Guionistas' , haciendo click Aqui